A través del Informe N° 033-2019-SUNAT/7T0000, la Administración Tributaria dio respuesta a una consulta planteada en el caso de una persona jurídica domiciliada en el país que obtiene un préstamo de un accionista que califica como parte vinculada, para la realización de inversiones que generarán rentas de fuente extranjera, si la deducción de los intereses generados por dicho préstamo se encuentra sujeta o no al límite previsto en el inciso a) del Artículo 37° de la Ley del Impuesto a la Renta (IR).

Al respecto, la Administración Tributaria concluyó: “En el supuesto de una persona jurídica domiciliada en el país que obtiene un préstamo de un accionista que califica como parte vinculada, para la realización de inversiones que generarán rentas de fuente extranjera, la deducción de los intereses que genera dicho préstamo no se encuentra sujeta al límite previsto en el inciso a) del artículo 37° de la LIR”.

La posición expresada por la autoridad tributaria se fundamenta en el hecho que el inciso a) del Artículo 37° de la Ley del IR establece expresamente un límite a la deducción de gastos por intereses que provengan de endeudamientos vinculados con rentas de tercera categoría, las cuales son únicamente de fuente peruana. En cambio, no existe una disposición similar que condicione la deducción de los gastos para la determinación de la renta neta de fuente extranjera, la cual no se clasifica en categorías.

Resulta interesante este informe, dado que a través del mismo se entendería que la posición de la Administración Tributaria sería en el sentido que los requisitos y límites a la deducción de gastos establecidos en el Artículo 37° de la Ley, sólo son exigibles para el caso de los gastos vinculados con la generación y mantenimiento de la fuente productora de rentas de tercera categoría, pero no resultan aplicables a los gastos vinculados con la renta de fuente extranjera.

Puedes descargar la norma en el siguiente enlace:

A través del Informe N° 033-2019-SUNAT/7T0000, la Administración Tributaria dio respuesta a una consulta planteada en el caso de una persona jurídica domiciliada en el país que obtiene un préstamo de un accionista que califica como parte vinculada, para la realización de inversiones que generarán rentas de fuente extranjera, si la deducción de los intereses generados por dicho préstamo se encuentra sujeta o no al límite previsto en el inciso a) del Artículo 37° de la Ley del Impuesto a la Renta (IR).

Al respecto, la Administración Tributaria concluyó: “En el supuesto de una persona jurídica domiciliada en el país que obtiene un préstamo de un accionista que califica como parte vinculada, para la realización de inversiones que generarán rentas de fuente extranjera, la deducción de los intereses que genera dicho préstamo no se encuentra sujeta al límite previsto en el inciso a) del artículo 37° de la LIR”.

La posición expresada por la autoridad tributaria se fundamenta en el hecho que el inciso a) del Artículo 37° de la Ley del IR establece expresamente un límite a la deducción de gastos por intereses que provengan de endeudamientos vinculados con rentas de tercera categoría, las cuales son únicamente de fuente peruana. En cambio, no existe una disposición similar que condicione la deducción de los gastos para la determinación de la renta neta de fuente extranjera, la cual no se clasifica en categorías.

Resulta interesante este informe, dado que a través del mismo se entendería que la posición de la Administración Tributaria sería en el sentido que los requisitos y límites a la deducción de gastos establecidos en el Artículo 37° de la Ley, sólo son exigibles para el caso de los gastos vinculados con la generación y mantenimiento de la fuente productora de rentas de tercera categoría, pero no resultan aplicables a los gastos vinculados con la renta de fuente extranjera.

Puedes descargar la norma en el siguiente enlace:

Informe N° 033-2019-SUNAT/7T0000
Descarga el Informe N° 033-2019-SUNAT/7T0000

A través del Informe N° 033-2019-SUNAT/7T0000, la Administración Tributaria dio respuesta a una consulta planteada en el caso de una persona jurídica domiciliada en el país que obtiene un préstamo de un accionista que califica como parte vinculada, para la realización de inversiones que generarán rentas de fuente extranjera, si la deducción de los intereses generados por dicho préstamo se encuentra sujeta o no al límite previsto en el inciso a) del Artículo 37° de la Ley del Impuesto a la Renta (IR).

Al respecto, la Administración Tributaria concluyó: “En el supuesto de una persona jurídica domiciliada en el país que obtiene un préstamo de un accionista que califica como parte vinculada, para la realización de inversiones que generarán rentas de fuente extranjera, la deducción de los intereses que genera dicho préstamo no se encuentra sujeta al límite previsto en el inciso a) del artículo 37° de la LIR”.

La posición expresada por la autoridad tributaria se fundamenta en el hecho que el inciso a) del Artículo 37° de la Ley del IR establece expresamente un límite a la deducción de gastos por intereses que provengan de endeudamientos vinculados con rentas de tercera categoría, las cuales son únicamente de fuente peruana. En cambio, no existe una disposición similar que condicione la deducción de los gastos para la determinación de la renta neta de fuente extranjera, la cual no se clasifica en categorías.

Resulta interesante este informe, dado que a través del mismo se entendería que la posición de la Administración Tributaria sería en el sentido que los requisitos y límites a la deducción de gastos establecidos en el Artículo 37° de la Ley, sólo son exigibles para el caso de los gastos vinculados con la generación y mantenimiento de la fuente productora de rentas de tercera categoría, pero no resultan aplicables a los gastos vinculados con la renta de fuente extranjera.

Puedes descargar la norma en el siguiente enlace:

Informe N° 033-2019-SUNAT/7T0000
Descarga el Informe N° 033-2019-SUNAT/7T0000