SUNAT fija posición en cuanto al momento en que devenga el gasto por “bono de productividad” por “cumplimiento de objetivos”

 

Informe N° 034-2020-SUNAT/7T0000:

Tratándose del bono de productividad que otorgan las empresas a sus trabajadores por cumplimiento de objetivos en un determinado ejercicio, cuya entrega está condicionada a que el trabajador se encuentre en planilla a la fecha de pago, lo que ocurre en el siguiente ejercicio, el gasto por tal concepto se considera devengado en este último ejercicio.

A través del Informe N° 034-2020-SUNAT/7T0000 (en adelante, el Informe), la SUNAT dio respuesta a la consulta planteada respecto al momento en que devenga el gasto por concepto de “bono de productividad” otorgado por las empresas a sus trabajadores por “cumplimiento de objetivos” en un ejercicio determinada, pero que su entrega está condicionada a que el trabajador se encuentre en planilla a la fecha de pago, lo cual ocurre en el ejercicio siguiente.

Sobre el particular, el Decreto Legislativo N° 1425 (publicado el 13.09.18) incorporó a la Ley del Impuesto a la Renta (LIR), reglas para reconocer rentas y gastos de tercera categoría de acuerdo al criterio del “devengado”, las cuales entraron en vigencia a partir del ejercicio 2019. El devengo de los gastos está sujeto a las siguientes reglas:

  • que se hayan producido los hechos sustanciales para la generación del gasto;
  • la obligación de pagarlo no esté sujeta a una condición suspensiva; y,
  • la determinación de la contraprestación o parte de esta no dependa de un hecho o evento futuro.

 

Sobre la base de la norma anterior, SUNAT señala que el evento que da lugar al nacimiento de la obligación de pagar el bono de productividad es el cumplimiento de objetivos en un determinado ejercicio, pudiéndose afirmar que el hecho sustancial para la generación del gasto ocurre cuando los trabajadores alcanzan los objetivos previstos.

Sin embargo, en vista a que el pago está condicionado a que el trabajador se encuentre en planilla a la fecha en que debe realizarse el pago, dicha permanencia constituye una “condición suspensiva”. En vista a que la entrega está condicionada a que el trabajador se encuentre en planilla a la fecha de pago, lo cual ocurre en el ejercicio siguiente, el gasto se considera devengado en este último ejercicio.

Recomendación:

En caso que las empresas paguen a sus trabajadores conceptos similares al que fue materia de análisis en el Informe, resulta necesario revisar con cuidado las políticas relativas a su otorgamiento, para efectos de determinar correctamente el ejercicio en el cual deban imputar el gasto respectivo.

Sin perjuicio de lo anterior, debe tenerse presente que la deducción de este tipo de gastos está sujeto al cumplimiento de otros requisitos, como es la razonabilidad, la generalidad y el pago.

Si tienes alguna consulta sobre este tema, en RBA Consultores y Asociados podemos ayudarte, si nos escribes al whatsapp +51 995 660 845 o al correo juan.paredes@rba.com.pe y de inmediato nos pondremos en contacto contigo.